Photo by Robert Owen Wahl on Pixaby

¿Qué tal Diosas? Como continuación del artículo sobre cómo adelgazar en que aclaraba este tema, hoy os planteo unas nuevas hipótesis así como pautas saludables para bajar de peso y mantenerlo. Allá vamos:

  • Los carbohidratos integrales procedentes de granos completos y verduras consiguen aportar glucosa de manera regular y constante a nuestro torrente sanguíneo porque para romper sus enlaces dobles de sacáridos se tarda más tiempo, saciando el hambre durante 3 ó 4 horas y sin devastar ni al páncreas ni al hígado.
  • Elevados niveles de proteína animal y vegetal, ocasionan un aumento de acidosis con graves consecuencias para nuestra salud como por ejemplo la extirpación de la vesícula biliar.
  • Para poder adelgazar es necesario aprender a cocinar sano y sabroso al mismo tiempo. Si no nos gusta cocinar, realmente no nos gusta cuidarnos, esto es así de simple.
  • El deporte ideal para una mujer, sobre todo si ya pasa de los 40 años debería ser moderado que implique algo de desafío pero sin amargarnos la vida como por ejemplo bailar, yoga, caminar, pasear en bici… cada una que encuentre el que le haga disfrutar y ser feliz.

Nuevos hábitos para conseguir un peso ideal

  • Incorporar hidratos de carbono en nuestros menús, el dulce natural de los cereales integrales, granos y verduras son de alta calidad y nos proporciona la glucosa que nuestras células necesitan para vivir.
  • Reducir las grasas saturadas, refinadas y transformadas que el cuerpo no identifica y acumula donde buenamente puede.
  • La mitad de nuestro plato que sea verde y reducir la ingesta de fruta tropical que nos hincha y contiene mucho azúcar.
  • Beber suficiente agua y líquidos que nos hidraten así como alimentos alcalinos que atrapen las dañinas grasas saturadas.
  • Reducir los estimulantes y relajantes artificiales que camuflan la verdadera energía y nos impiden regularnos de forma natural.
  • Evitar tomar comida procesada llena de aditivos como el glutamato monosódico que suprimen nuestra capacidad de saciarnos.
  • Decidir perder peso si es que nos sobra, va a suponer salir de la zona de confort. La grasa nos protege de brillar y llamar la atención, cuando nos desprendemos de ella, sólo nos queda nuestra autoestima.

Y un apunte más, según el nivel de felicidad que tengas así será tu metabolismo. ¿Qué tipo de exigencias tienes en tu vida? ¿Haces lo que te gusta todos los días, pones límites a las exigencias de los demás? El vacío que supone la cesión de poder nos impulsa a llenarnos de alimentos probablemente no convenientes que nos hacen engordar. Así que ya sabéis, se trata de elevar el metabolismo viviendo una vida plena y alcalinizar la sangre con una alimentación adecuada, lo cual implica muchas veces cambiar nuestra vida entera.

Espero que os hay gustado, Besos!!