Photo by HelgaKa on Pixabay

Hola Diosas, con este post finalizo la serie de artículos que enumeraba el transfondo emocional de nuestras dolencias. Espero haber ayudado a arrojar luz a la hora de enfrentar una enfermedad y que no acudamos rápidamente al fármaco de turno, aunque a veces no habrá más remedio.

SISTEMA NERVIOSO: La manifestación más palpable de nuestras emociones es sin duda nuestro sistema nervioso y todas los síntomas de la vida moderna como adicciones, angustias, estrés…

  • Adicciones: Huida de uno mismo.
  • Alcoholismo: Sentimiento de culpa y de ser inadecuado.
  • Alzheimer: Deseo de abandonar el mundo por incapacidad de enfrentar la vida tal y como es.
  • Angustia: Falta de confianza en la vida.
  • Anorexia: Rechazo de lo material, búsqueda de la pureza y castidad. Rechazo a la sensualidad, miedo a la proximidad y al calor.
  • Ansiedad: Sensación de que algo no va bien en mi vida.
  • Apatía: Amortiguación de uno mismo, reprimir la energía y la vitalidad.
  • Dolor de cabeza: Personas ambiciosas, perfeccionistas y controladoras.
  • Desmayos: Miedo que no se puede enfrentar.
  • Epilepsia: Sentimiento de persecución, violencia a uno mismo.
  • Fatiga: Falta de amor hacia lo que hacemos, aburrimiento.
  • Insomnio: Carece de confianza para entregarse y abandonarse, no suelta el control.
  • Somnolencia: Pretende huir al mundo de los sueños para evitar los desafíos y las responsabilidades de la vida.
  • Mareo: Falta de control. Miedo a la muerte.
  • Migraña: Se resiste a fluir, demasiada actividad mental y poca acción.
  • Neuralgia: Autocastigo, culpa.
  • Parkinson: Intenso deseo de controlarlo todo y a todos.
  • Pitutaria: Centro del control.

OJOS: Las ventanas que se abren para ver el mundo e interpretarlo. ¿Cómo están y qué les pasa?

  • Cataratas: Futuro sombrío al que no miramos con alegría.
  • Conjuntivitis: Enojo por lo que se ve en la vida.
  • Astigmatismo: Miedo de verse a sí mismo.
  • Cataratas: No querer ver el futuro.
  • Glaucoma: Presión de heridas muy antiguas que abruman.
  • Miopía: Desconocimiento de sí mismo, falta de visión de conjunto, miedo al futuro.
  • Presbicia: Miedo al presente.
  • Daltonismo: Seres grises, falta de diversidad.
  • Conjuntivitis: Cerramos los ojos ante un conflicto que no queremos afrontar.
  • Estrabismo: Visión parcial y unilateral del mundo.
  • Ceguera: No querer ver.

BOCA: La entrada del alimento con el que nos nutrimos y la salida de nuestra voz con la que nos expresamos.

  • Dientes: Expresión o represión de la agresividad.
  • Encias: Falta de confianza y seguridad en uno mismo.
  • Mandíbula: Cólera y resentimiento, deseo de venganza.
  • Piorrea: Rabia ante incapacidad de no tomar decisiones.

OÍDOS: El canal a través del que escuchamos el mundo y a los demás ¿Nos gusta lo que oímos?

  • Sordera: egocentrismo.
  • Otitis: Pérdida de flexibilidad y adaptación.
  • Dolor: No quiere oír, discusiones de los padres.

PIEL: El manto con el que nos protegemos y aislamos.

  • Abscesos, tumores y heridas recurrentes: Resentimiento, cavilación constante sobre agravios o heridas del pasado. Sentimiento de venganza.
  • Acné: No aceptación de sí mismo.
  • Ampollas: Resistencia, falta de protección emocional.
  • Celulitis: Atascado en sufrimiento de la niñez, dificultad para avanzar.
  • Comezón: Insatisfacción, remordimientos por apartarse.
  • Dermatitis: Abandono sufrido.
  • Erupciones: Irritación por demoras, manera infantil de llamar la atención.
  • Espinillas: Se siente sucio.
  • Granos: Vergüenza por la propia sexualidad.
  • Herpes: Culpa sexual, vergüenza pública.
  • Manchas y erupciones: La emoción resguardada aflora al exterior.
  • Piel: Conflicto entre nuestra vida interior y la exterior. Cuanto mayor es la coraza mayor es el miedo del que nos protegemos.
  • Picor: Pasión ardiente o ira.
  • Psoriasis: Acorazarse contra el mundo exterior por sentirse amenazado.
  • Quemaduras: Cólera y furia.
  • Quistes: Volvemos a ver una vieja película dolorosa del pasado.
  • Tumores: Nutre viejas heridas.
  • Úlceras: Creencia de no servir, deseo de protección materna.
  • Urticaria: Miedos ocultos.

HERIDAS: Los expertos en biodescodificación nos dicen que detrás de una herida, un accidente doméstico o de tráfico son pequeños suicidios. ¿Qué pensáis de ello?

  • Accidentes: Son problemas sin resolver o resistencias que buscan un aprendizaje forzoso.
  • Magulladuras: Autocastigo

Hasta aquí, el mega resumen que os prometí sobre el origen emocional que se esconde detrás de las dolencias. Gracias por leerlo y hasta la próxima.

Chao!!