Photo by Toa Heftiba on Unsplash

¿Qué tal Diosas? Hoy quiero comenzar esta sección hablando de la cara oculta del negocio de la belleza.

A parte de que la publicidad en sí y la sociedad en general nos obliga a someternos a unos cánones artificiales de «belleza», lo malo de ello es que una vez que aplicados en nuestra piel, uñas y pelo los productos que nos venden (no precisamente baratos sea dicho de paso) nos estamos contaminando gracias a los compuestos químicos con los que los fabrican. Aquí tenéis  una pequeña muestra de ello, por si os entran ganas de volver a utilizarlos:

TÓXICOS EN LOS PRODUCTOS DE HIGIENE Y BELLEZA
PARABENES

Son bactericidas y fungicidas que se incorporan al producto para que dure más. Los estudios los relacionan con cáncer hormonal. Los podemos encontrar en productos de higiene, belleza, fármacos y comida como Propylparaben E216.

PARAFINA

Son hidrocarburos derivados del petróleo lo que les confiere una textura suavizante. Forma una capa oclusiva en la piel que no se puede metabolizar. Otras nomenclaturas son: parafinum, petroleum, vaselina, aceites minerales. Es la base de cualquier producto con forma de crema y de las velas aromáticas que utilizamos para perfumar nuestras casas. Cada vez resecan más la piel y se necesita más cantidad.

PEG´s

Es un emulsionante. Su nombre químico es Polietilenglicol  que emulsiona la parte grasa con la acuosa. En las etiquetas aparece el  PEG + un número o un Sulfito terminado en TH (Ej. Sodium Laureth Sulfate) permite que todos los ingredientes entran más rápido en el organismo.

FTALATOS

Son disolventes y suavizantes y se hallan presentes en todos los plásticos, por ejemplo Dietilexiloftalato o DEHP. Los encontramos en todo tipo de productos para la higiene así como cosméticos, juguetes, biberones… Se ha demostrado que funcionan como disruptores endocrinos, generan malformaciones, causan infertilidad y alteraciones en el aparato reproductor masculino y daños en el ADN.

CREMAS SOLARES

Últimamente se van haciendo oficiales las gráficas paralelas entre el aumento del uso de crema solar y el  cáncer de piel.  Hay que tener cuidado con los rayos UVA, Rayos UVB y la destrucción o inhibición de la vitamina D. No es de extrañar que la mayoría de la población sufra de carencias de esta vitamina y por consiguiente de enfermedades como la osteoporosis. La solución pasar por usar cremas BIO, evitar tomar el sol durante las horas centrales del día cuando es más intenso, cobijarnos en la sombra y usar ropa y sombrero para las épocas más soleadas.

Siento tener que dar tan malas noticias, pero ya sabéis conviene estar informado para tomar decisiones acertadas y si sobre nuestra salud se trata, la información es poder.

En el siguiente post, os planteo opciones más saludables para estar guapas sin necesidad de intoxicarnos.

Hasta el siguiente artículo!