Foto by sivavich on Pixabay

¡Buenas! ¿Qué tal Diosas? Para aclararos mejor las ideas con respecto al tipo de energía que nos aportan los alimentos, he confeccionado esta lista de los alimentos más equilibrados y su forma de cocinado, sabiendo que algunos de ellos son ligeramente expansivos o yin y otros ligeramente contractivos o yang. La lista parte de los alimentos de centro y sigue con los alimentos ligeramente yin o expansivos a alimentos ligeramente yang o contractivos:

  • Alimentos de centro:
    1. Arroz integral: Nos ofrece energía constante y concentración.
    2. Verduras de temporada y locales.
    3. Agua  y tisanas alcalinizantes como Bancha.
  • Cocinado equilibrado:
    1. Vapor: Relaja y realza el sabor dulce del alimento.
    2. Hervido: Refresca y activa la parte superior y superficial del cuerpo.
    3. Salteado corto (Pocos minutos): Aligera y activa a la vez.
  • Alimentos de centro un poco expansivos:
    1. Cebada.
    2. Legumbres.
    3. Semillas Frutos secos tostados de nuestra zona.
    4. Algas.
    5. Frutas de temporada y locales.
    6. Aceite vegetal extra de primera prensión en frío.
  • Cocinado algo expansivo:
    1. Escaldado: Refresca y activa.
    2. Fermentado: Beneficioso para la flora intestinal y la síntesis de las vitaminas B y C.
    3. Macerado: Enfría y relaja.
  • Alimentos de centro un poco contractivos:
    1. Cereales integrales como el Mijo.
    2. Pescados blanco azul.
    3. Mariscos.
  • Cocinado algo contrativo:
    1. Plancha: Los alimentos se vuelven más nutritivos y relajantes.
    2. Estofado: Calienta al concentrar la energía; a su vez aporta dulzor y relajación.
    3. Salteado largo (varios minutos): Nos calienta interiormente e imprime fuerza.

Al utilizar alimentos de centro según la temporada en nuestra dieta diaria variando el tipo de preparación y añadiendo pequeños toques de alimentos más extremos, gozaremos de más energía, iremos regularmente al baño, tendremos más paciencia y nos adaptaremos mejor a los cambios de temperatura. A su vez, estaremos más enfocados en nuestro propósito y dormiremos genial.

Ojalá que os animéis a empezar poco a poco a adaptar vuestros menús a esta clase de régimen alimenticio porque os garantizo que vais a tener todas las necesidades nutricionales cubiertas ganando, además, más equilibrio y bienestar en vuestra vida.

Hasta pronto.