Photo by Myriams-Fotos on Pixabay

¿Cómo vais Diosas? ¿Habéis percibido ya los primeros síntomas del otoño? Si es así, en este post os voy a contar trucos sencillos para reforzar nuestras defensas y poder disfrutar de una de las estaciones más bonitas, según mi punto de vista claro.

Al llegar el frío comienzan también los problemas con el sistema respiratorio,  las típicas diarreas y virus por lo que debemos reforzar nuestro sistema inmune y tenerlo óptimo. Cualquier animal de la naturaleza se adapta al clima y refuerza su sistema de defensas y digestivo al comer alimentos de la época y propios de su ecosistema. Nosotros deberíamos aprender de ellos. Para ello os propongo las siguientes pautas:

  1. Reducir los alimentos que acidifican como azúcar  y cereales refinados, refrescos, alcohol y frutas tropicales.
  2. Incorporar alimentos que nos  van a ayudar a subir las defensas, mantener un nivel de glucosa estable en sangre y recogernos:
    • Sopas remineralizantes de verduras condimentadas con sal marina sin refinar o miso que calientan el cuerpo.
    • Cereales integrales, como el mijo muy digestivo y el arroz integral que estabiliza.
    • Verduras redondas y dulces como calabaza
    • Manzanas o peras preparadas en compota.
    • Fruta seca como albaricoques y pasas.
    • Frutos secos como las castañas para picar entre horas.
    • Legumbres como Lentejas rojas.
    • Endulzantes naturales como sirope de cereales y concentrado de manzana.
    • Emplear estilos de cocción que concentren el calor como estofados y que potencien el dulce natural de alimentos como la cebolla.
    • Utilizar preferiblemente en septiembre y octubre plantas medicinales como la equinácea como refuerzo extra.
  3.  En otoño-invierno, se hace imprescindible tomar más  minerales en forma de sopas, pucheros de legumbres, estofados largos y condimentos salados para fijar las vitaminas de las frutas y verduras con las  que nos refrescamos en verano.
  4.  Dormir bien para no  desgastar las reservas de energía que se encuentran en el riñón.
  5. Despertarse temprano y hacer estiramientos así como estimular la circulación.
  6. Aumentar la vibración de nuestro campo electromagnéticoonriendo y por supuesto agradeciendo.

Por otra parte para afrontar cualquier cambio de estación brusca así como para dejar malos hábitos alimenticios, George Osawa difusor de la Macrobiótica ideó la Dieta Depurativa número 7 consistente en comer durante 10 días seguidos exclusivamente cereales tipo arroz integral o mijo con gomasio con alguna verdura tipo zanahoria y tomando como única bebida té bancha.

La duración del tratamiento es de 10 días, debido a que cada día, un décima parte de ciertas células de la sangre se renuevan en nuestro cuerpo (el plasma tarda 10 días en cambiar). Con esta dieta el cuerpo elimina una gran cantidad de toxinas generándose descargas como exceso de mucosidad, fiebre, sudoración. Podemos aliviar estos síntomas con un jarabe de kuzu. Sin embargo, os recomendaría que os guiara un consultor en macrobiótica para tener más control.

Pues hasta aquí un buen número de tips que aplicar en la vida para ganar concentración y fuerza en la época otoñal.

¡Feliz otoño a todos!