Photo by Markus Spiske on Unsplash

Hola Diosas, ¿Cómo estáis? ¿Os va resultando curioso la energía de la primavera? A mí me resulta fascinante. Como ya os escribí en el anterior post La primavera y su energía, el HÍGADO es el «Comandante» que domina la energía durante esta estación.

El hígado es el órgano responsable del movimiento de la energía por todo el cuerpo hacia arriba y hacia el exterior como un gran y frondoso árbol. Si está en equilibrio, la energía fluye libremente, distribuye los líquidos y almacena la sangre.

La  flexibilidad y rigidez tanto física como mental están relacionadas con el hígado. Si este órgano funciona bien, nuestras emociones se expresan naturalmente y los sentimientos no quedan bloqueados.

El hígado se asocia a una visión clara a nivel físico y mental; es decir, la percepción clara de ideas y oportunidades para tomar decisiones.

ALTERACIONES:

  • La energía se estanca sufriendo  el típico síndrome premenstrual, dolor de cabeza, depresión, náuseas, vómitos, estreñimiento…
  • El hígado almacena poca sangre y sentiremos sequedad  ocular, visión borrosa o falta de visión, vértigo, ojos enrojecidos, piel seca, dolor articular, de cabeza, inquietud o vértigo.

El hígado funciona a la par con la VESÍCULA BILIAR que guarda y excreta la bilis producida por el hígado. Si nos duele la zona hepática o no tenemos mucha hambre, podemos padecer un desequilibrio en la vesícula.

FUNCIONES:

  • Limpia la sangre: Si la alimentación es muy concentrada la energía sube y se concentra en un punto de la cabeza con dolor y sobredomina al bazo provocando problemas digestivos.
  • Transforma y transporta los líquidos y los alimentos: En MTC la digestión de los alimentos consiste en separar los nutrientes que sirven a nuestro organismo (elementos claros) de los productos de deshecho (turbio).
  • Almacena la sangre: El hígado almacena y entrega la sangre a las diversas partes del cuerpo armoniosamente. Si la actividad es mayor, el hígado distribuye más sangre y si está en reposo, regresa al hígado. La sangre es de naturaleza Yin y contrarresta la energía Yang del hígado.

Cuando esta función se altera:

  1. Nos cansamos fácilmente porque no hay quien transporte la energía. Nuestra piel se seca porque los tejidos están poco nutridos.
  2. La sangre del hígado es la base de la energía de concepción en la mujer por ello la alteración se manifiesta en Amenorrea (ausencia de regla), reglas intermitentes a mitad de ciclo y si se estanca la sangre del hígado habrá Dismenorrea que son las reglas dolorosas. También se manifiesta en forma de tumores en el canal del útero, ovarios, mamas y testículos en el hombre.
  3. La función de la sangre es lubricar y nutrir, por lo que si no almacena la suficiente padeceremos de visión borrosa y ojos secos, Dermatitis,  calambres musculares y contracturas en los tendones.
  • Armoniza las emociones: Nuestro ánimo depende básicamente de la normal circulación de la sangre y la energía. El corazón es el que actúa sobre el estado de ánimo pero depende de la energía depuradora del hígado. Si  es normal expresaremos nuestras emociones de forma sana y natural. Pero si se estanca, nos enojamos fácilmente y entramos en depresión. Si la función depuradora asciende excesivamente, habrá irritabilidad, lo vemos todo difícil y nos deprimimos igualmente.
  • Su emoción es la ira y su sonido el grito.
  • Su líquido son las lágrimas que servirían para lubricar.
  • Nutre los tendones: Si la sangre del hígado tiene potencia, los tendones  también la tendrán y la persona hará movimientos ágiles y flexibles.
  • Resguarda el alma espiritual y nos conecta con la energía universal que entra en el cuerpo al nacer y la abandona al morir para regresar al cielo. Además gobierna la parte subconsciente de los sueños y la intuición. Hace de puente entre la mente individual y la conciencia universal y se expresa a través de símbolos y arquetipos que constituyen el inconsciente colectivo. Rige nuestra capacidad para soñar despiertos y tener propósitos en la vida.

Espero haber contribuido a aumentar el conocimiento sobre nosotras, que es de lo que va este blog.

¡Hasta pronto!