Photo by Eli DeFaria on Unsplash

Hola Diosas, ¿qué tal estáis? Hoy os voy a resumir las funciones primordiales del pulmón según la perspectiva de MTC, pues es éste el órgano junto con el intestino grueso que muestran más esplendor durante el otoño.

Se le conoce como «Maestro de la Energía» en  MTC porque produce energía y regula su movimiento por el cuerpo para favorecer todos los procesos fisiológicos. El pulmón obtendría la energía pura inspirada de la naturaleza y junto con la energía Jing esencial adquirida que obtiene de los alimentos transformados por el bazo, da lugar a la Energía Qi Pectoral.

Cuando el pulmón no funciona correctamente, estamos cansados casi sin voz y sufrimos de sudoración espontánea.

FUNCIONES:

  • Respiración y control de la energía: En el pulmón se produce el intercambio de la energía interna con la externa a través de la inspiración por la que obtenemos energía pura y de la espiración por la que sacamos la energía no aprovechable.
  • Controla el movimiento de los líquidos: Una vez que el pulmón recibe los líquidos puros procedentes del bazo los transforma y dispersa hacia las serosas que recubren las vísceras. Controla los glándulas sudoríperas eliminando el exceso en forma de sudor por un lado, e impulsándolos hacia la vejiga para expulsarlos en forma de orina.
  • Reúne todos los vasos sanguíneos y la sangre: Para una correcta circulación este órgano tiene que trabajar conjuntamente con el corazón para impulsar la energía y hacer circular la sangre eficientemente por todo el cuerpo.
  • Marca el ritmo: El pulmón inicia todos los ciclos y prueba de ello es que la primera acción que hacemos al nacer es la de respirar.
  • Emoción: El otoño es la estación propia para replegarnos en nosotros mismos y echar un vistazo a como ha ido el resto del año y nuestro pasado. Cuando perdemos la alegría, sentimos tristeza. Si deseamos retroceder y refugiarnos en tiempos pasados, sentimos melancolía. Ambas emociones consumen la energía de una persona afectando al pulmón. Está relacionado con problemas de unión y separación, cuando funciona equilibradamente: Nos aceptamos como somos en relación a los demás.
  • Su líquido es el moco nasal: La ventana del pulmón segrega el moco nasal para lubricar su interior. Cuando el pulmón no funciona adecuadamente no impulsa los líquidos hacia abajo y anormalmente ascienden, apareciendo moco y flema.
  • Nutre la piel: Es la primera barrera de defensa del organismo y debe estar adecuadamente hidratada gracias al control del pulmón sobre los líquidos.
  • Expresa su  potencia en el vello corporal.
  • Se abre en la nariz: Son actividades asociadas al pulmón el olfato y la articulación del lenguaje por lo que si la energía del pulmón es óptima respiraremos fluidamente, nuestra voz será clara y con potencia y el sentido del olfato será normal.
  • Controla el alma material que es la parte del espíritu que al somatizar cualquier alteración, se materializa.
  • Clima adverso: El pulmón es un órgano que requiere de humedad  por lo que un ambiete seco así como frío le perjudican gravemente.

ALTERACIONES

  • Cuando está débil podemos sufrir de tos, mucosidad y voz débil.
  • Si le falta nutrición se manifestará en tos seca con flemas, sudor nocturno  y fiebre.

Por otra parte, el intestino grueso es el órgano asociado al pulmón en la estación del otoño; la función de aquél es extraer el agua de los residuos que recibe del intestino del intestino delgado y dirigirla a la vejiga por un lado y excretar las heces a través del ano por otro.

Hasta aquí por hoy, ya conocéis más sobre el órgano que deberíamos mimar en otoño para ayudarle a cumplir su función: La comunicación con nosotros mismos y con los demás.

¡Hasta pronto!