Photo by Rosie Kerr on Unsplash

Hola, ¿cómo vais Diosas? En relación con la MTC  nos encontramos con el concepto de chakra que significa rueda. Los podemos definir como los canales  de energía distribuidos a lo largo del cuerpo. Según la tradición hindú esta energía vital es el prana y para la MTC la energía vital es el Qi.

Dicha energía fluye por los canales o meridianos y se cruzan entre sí. Cuando la energía vital no circula bien con motivo de un golpe, una enfermedad o alteración emocional se crean bloqueos energéticos. Existen técnicas no invasivas para desbloquear la energía y restaurar la salud como por ejemplo la acupuntura, el masaje o la fitoterapia, ésta última para reforzar lo anterior.

Los 3 canales principales son:

  1. Fluye por el lado izquierdo de la columna y el hemisferio derecho del cerebro que potencia nuestra intuición y creatividad.
  2. Fluye por el lado derecho de la columna y el hemisferio izquierdo del cerebro que potencia la lógica racional y el análisis.
  3. Fluye por el centro y su función es equilibrar ambos hemisferios.

Existen 7 chakras principales distribuidos a lo largo de la columna y 4 chakras menores localizados en diversas partes del cuerpo.

Los 7 chakras principales son:

  1. Chakra Raíz: Se encuentra en el coxis. Su elemento es la Tierra. Simbolizan las raíces y se relaciona con la seguridad en la vida, la firmeza, la estabilidad a nivel físico y mental y el alimento.
  2. Chakra Sacro: Se sitúa a la altura del hueso sacro. Su elemento es el Agua. Simboliza el fluir con la vida y se asocia con la creatividad, la procreación, el placer y la moralidad.
  3. Chakra del Plexo solar: Localizado entre el ombligo y el esternón. Su elemento es el Fuego. Simboliza la autoestima y se relaciona con la voluntad, la transformación personal y con fijar límites fuertes aunque adaptables.
  4. Chakra del Corazón: Se encuentra a la altura del corazón. Su elemento es el Aire. Simboliza la autoaceptación y se vincula con la compasión, la esperanza y la inteligencia emocional.
  5. Chakra de la Garganta: Lo sentimos en aquélla zona. Su elemento es el Éter. Simboliza la expresión de nuestras ideas y nuestros anhelos y necesidades. Se asocia a nuestra comunicación con los demás y cómo nos manifestamos en el mundo.
  6. Chakra del Entrecejo: Sería el tercer ojo, entre las dos cejas. No tiene asociado elemento alguno. Simboliza la Intuición y en él confluyen la parte consciente e inconsciente de la mente. Rige la sabiduría interior y la visión clara.
  7. Chakra de la Coronilla: Por encima de nuestra cabeza. No tiene asociado elemento alguno. Simboliza la Iluminación y es la puerta de entrada de la energía del Universo. Lo relacionamos a la fusión con la unidad.

Los 4 chakras menores son:

  1. Chakra Plantar: Se sitúa en la planta del pie y tiene relación con el asentamiento.
  2. Chakra de la Mano: Se localiza en la palma de la mano y se vincula a la toma de contacto con los demás y el mundo.
  3. Chakra Tortuga: Como imagen de un caparazón, lo observamos en la parte superior del esternón. Permite concentrarnos en nuestra voz interior para acallar el ruido mental.
  4. Chakra Luna: Es la parte del cielo de la boca o paladar. Tiene que ver  con cómo saboreamos la vida.

Según la teoría del Yin y Yang, los clasificamos igualmente en:

  • Chakras Yang: Raíz, Sacro y Plexo Solar.
  • Chakra Puente: Corazón.
  • Chakras Yin: Garganta, Entrecejo y Coronilla.

Para entender más en profundidad la naturaleza de los chakras, mencionaré la teoría de los 5 elementos a los que se asocia cada canal.

  1. TIERRA
    • Simboliza la nutrición de la madre tierra, con una cualidad Yin fría y húmeda. Representa las necesidades básicas cubiertas y nuestros pilares en la vida. En desequilibrio nos vuelve inestables con tendencia a la obesidad y a los apegos. Se equilibra con una alimentación vegetariana, patear el suelo, caminar por la naturaleza, trabajar con la arcilla…
  2. FUEGO
    • Lo relacionamos con el Agni o Fuego digestivo del Ayurveda y tiene que ver con el metabolismo, la vitalidad y la acción. En desequilibrio nos torna ambiciosos e iracundos o por el contrario sin entusiasmo y coraje. Para equilibrarlo nos nutriremos con baños de sol, de agua caliente y emplear condimentos que aumenten la termogénesis como el jengibre así como abrigarnos más.
  3. AIRE
    • Significa respirar respirar la energía (prana o Qi) a través de los pulmones y propicia la creatividad y estimular la intuición. En desequilibrio ocasiona gases, ansiedad e idealismo o por el contrario pereza y falta de chispa. Para equilibrarlo realizaremos respiraciones profundas al aire libre, alternas y de fuego, entonaremos mantras y también cantar.
  4. AGUA
    • Representa los líquidos de nuestro cuerpo que se hallan en la misma proporción que el agua en el planeta tierra; lo asociamos a la fluidez y capacidad de adaptación a las dificultades. En desequilibrio, nos sentimos estancados, luchando contra los elementos y sin fluir con la vida. Para equilibrarlo, deberíamos beber agua limpia y consumir más frutas y verduras que nos hidraten. También darnos baños en el mar.
  5. ÉTER
    • Es el menos físico de los elementos y correspondería con el espacio donde concurren el resto de elementos. Se relaciona con la manera en que gestionamos nuestro tiempo y el espacio y en que nos conectamos a niveles superiores de conciencia. En desequilibrio, la gestión del espacio-tiempo está desacompasada o acelerada produciéndonos estrés, ansiedad y depresión. Para equilibrarlo, se recomienda la meditación.

En la siguiente entrada voy a profundizar sobre la relación existente entre cada chakra y los 5 elementos a fin de corregir los desequilibrios con los que nos pudiéramos encontrar.

¡Hasta el siguiente post!