Trayectoria profesional

Mi formación reglada o formal nada tiene que ver con el bienestar y cuidados de la salud natural, más bien al contrario. Como tantas personas de mi generación, a los 18 años me encontré en la disyuntiva de elegir estudios universitarios entre una amalgama de carreras que nada tenían que ver con lo que yo quería hacer en la vida.

En los años 90, estudiar una carrera “con salidas” era algo que había que hacer, sin saber que al ser tan jóvenes poca o ninguna experiencia teníamos para tomar decisiones tan trascendentales.

Yo fui una más de los miles de estudiantes que como ordas entrábamos en la Universidad sin saber muy bien para qué cursábamos estudios superiores y si estos respondían a nuestros talentos, deseos, capacidades o propósito en la vida.

En mi caso, elegí Derecho porque, según mi familia, suponía un trampolín para luego prepararme una “buena oposición” en la Administración Pública y así asegurarme un trabajo fijo para toda la vida.

Comprenderéis que para una persona tan idealista como yo, que me encantaba leer novelas, aprender espiritualidad, crecimiento personal, salud natural e idiomas… los estudios de Derecho se parecían a mis capacidades como un huevo a una castaña.

Y aún así y pese a que la vida en su infinita sabiduría me iba recordando que aquél no era el camino que debía transitar, yo seguí estudiando aburridas y rígidas leyes, aprobé no una oposición, sino tres y empecé a trabajar en la Administración.

Efectivamente, en un trabajo para toda la vida, con sueldo fijo y un horario estable. Lo cual está muy bien, salvo que en tu interior tengas siempre ese palpitar y vocecita que te dice: ¿Pero la vida es esto? ¿Repetir el mismo día, una y otra vez? ¿Qué hay de mis sueños? ¿Es qué sólo valgo para tramitar tediosos expedientes administrativos?

Y una vez que tuve asegurado mi futuro laboral, me respondí a esas preguntas e intenté contestarlas de la manera más sincera posible: Pues no, la vida no podía consistir en hacer siempre exactamente lo mismo, ver a las mismas personas, levantarte a la misma hora, tomar vacaciones cuando un jefe te diga, carecer de aspiraciones, no desplegar tu creatividad y en definitiva, actuar como un autómata, como un robot con la vida predeterminada. Y lo que es peor, sin posibilidad de ayudar a los demás con tus habilidades personales disfrutando al máximo; justo para lo que hemos venido a hacer en este mundo.

Así que me planté y decidí estudiar inglés en la Universidad a Distancia de Madrid y luego, amplíe los estudios con un curso superior que me permitió colaborar con la Universidad en traducciones y herramientas on line para la enseñanza del inglés. Además, recopilé en un manual toda la información para aprender inglés al que titulé To begin with english.

Un poco más tarde, tuve a mi querida hija a la que estoy criando como madre soltera. Todo un reto y, aunque a veces es muy cansado, es lo mejor de la vida.

Ahora que la niña va siendo más mayorcita, es cuando he retomado mi necesidad por aprender más profundamente sobre Naturopatía y Fitoterapia; realmente, siempre había puesto en práctica técnicas y remedios naturales tanto para recuperar la salud, si la había perdido puntualmente como para cuidarme y ponerme guapa. Así empecé a estudiar oficialmente estas materias y obtuve el título de Técnico en Herbodietética en el centro Euroinnova Formación.

Una vez más, mi sed de conocimientos no quedaba satisfecha puesto que entendía que, sobre todo, los temas de nutrición se basaban en parámetros muy clásicos que una vez puestos en práctica, no me permitían alcanzar una energía acorde a lo que yo necesitaba. Y fue en esa búsqueda cuando me tope con la Macrobiótica.

Justamente aquel pensamiento es la columna vertebral de este portal de internet ya que tanto los artículos sobre alimentación como de salud en general y crecimiento personal giran en torno a la Macrobiótica.

Ahora mismo, me encuentro en pleno proceso de aprendizaje de esta disciplina en el Instituto Macrobiótico de Andalucía y conforme voy aprendiendo, os lo voy resumiendo y plasmando en forma de artículos en el blog.

Espero que os sirvan todos estos conocimientos y os sea de ayuda.